Renunció Caputo, otro integrante del «mejor equipo de los últimos 50 años»

0
366

Para colmo Luis Caputo era considerado, por el gobierno, el Mesi de las finanzas, que renuncia por su estrepitoso fracaso al frente del Banco Central.

Lo reivindicaban como el jugador de las grandes ligas de la especulación financiera internacional. Para los propósitos neoliberales, de ajuste y transferencia de riqueza al sector financiero, fue eficiente. Para la Argentina uno de los mas dañinos.

INVIRTIÓ dolares: desprotegió el peso argentino

En poco mas de 3 meses en funciones,ingresó para, supuestamente controlar la devaluación del peso Argentino. Asumió con el dólar a $28,40 y lo deja a $48,80.

Tambien es responsable de una fuga de capitales, durante su gestión, de mas de 14 mil millones de dolares, debilitando aun mas los recursos financieros de Argentina.

Fue uno de los operadores mas eficientes para convencer a los bancos y organismos internacionales para «convencerlos» a prestar dólares para la bicicleta financiera.

La deuda externa contraída por nuestra país, es en gran parte, producto de su gestión. Los gobiernos y generaciones futuras, se lo «agradecerán».

Otro de sus «éxitos» esta dado por la suba de la tasa de interés que de 40% pasó al 60%, colaborando decididamente al estancamiento de la economía.

Con la corrida del dólar durante su gestión, se fugaron del país capitales por un monto equivalente al préstamo otorgado por el FMI, en su primer tramo. Ingresaron 15 mil millones de dolares y se fugaron mas de 15 mil millones de dólares de reservas del Estando Nacional.

Deberá enfrentar dos procesos judiciales por los Paradise Papers, por ocultar que fue socio de sociedades offshore que administrativa deuda externa Argentina y otra por negociaciones incompatibles con la función pública, favoreciéndose a si mismo con las LEBAC.

Seguramente vendrán nuevas denuncias, pero por lo pronto lo espera una tarea dura.

Recuperarse del estrés en alguna paradisíaca playa y volver a ejercer funciones en algún Banco u organismo financiero internacional, desangrando quizás ya no a Argentina, sino a otros países.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí