Pérez Oneto, el primer civil condenado por la represión en La Pampa

0
318

El día de hoy, con motivo de las sentencias anunciadas por lesa humanidad en nuestra provincia, se mantuvo dialogo desde Despertando a la Trama con el abogado Diego Acosta miembro de la Liga Argentina por los DDHH filial La Pampa

El ex jefe de la Policía durante la dictadura Luis Baraldini, fue condenado por delitos de lesa humanidad por  214 casos, a una pena de 25 años. 

De igual modo, el Coronel y Secretario General de la Gobernación durante la dictadura,  Néstor  Omar Greppi,  fue condenado por delitos de lesa humanidad por  91 casos, a una pena de 25 años. 

El Tribunal Oral Federal condenó a otros doce represores, entre ellos un civil, el médico Máximo Pérez Oneto.

En Santa Rosa, una concentración y marcha, con la presencia de Nora Cortiñas, celebró la histórica sentencia.

Pérez Oneto es el primer civil condenado en los juicios por la represión en la provincia. Las querellas y las defensas habían pedido una pena máxima pero los jueces la bajaron a 16 años por 9 casos y lo absolvieron en 13 casos. Se comprobó que asistía a las personas que sufrían tormentos en las sesiones en el primer piso de la Seccional Primera, pero no dejaba asentadas las heridas y su propósito era que los represores pudieran regular las torturas con golpes y picana eléctrica.

En este sentido, Acosta celebró las penas desde el lado de la memoria, y remarcó “es bueno que haya una condena”, las cuales calificó como considerables dado que las penas no fueron las máximas solicitadas a los represores.

El miembro de la Liga Argentina por los DDHH filial La Pampa invitó a pensar que el escenario en el que se dan las penas no es un escenario propicio teniendo en cuenta que el gobierno nacional es un gobierno pro militar.

Otra cuestión a destacar es que las penas fueron dictadas en el contexto de lesa humanidad y no de genocidio, figura que aun resultan cuestionables dado que, como explica Acosta el término genocidio es totalmente aplicable dado que se trató de un plan sistemático para eliminar a cierta parte de la sociedad que pensaba de una manera diferente.

Desde la Liga Pampeana por los Derechos Humanos, se realizó una denuncia en el Consejo Superior Médico hace aproximadamente 3 años, dicho Consejo elevó el caso al Tribunal de Disciplina quien hasta el momento no ha resuelto la situación. El petitorio pedía la suspensión de la matrícula del médico por cuestiones vinculadas a la ética profesional, cuestión que termina resolviéndose con la pena dictada en el día de hoy, lo que inhabilita absolutamente a Pérez Oneto para ejercer la profesión.

Acosta destacó que parte de los resultados que se tradujeron hoy en las penas anunciadas, tiene que ver con la lucha de las víctimas y familiares, y de diferentes organismos de Derechos Humanos a nivel provincial y nacional.

Los argumentos de los jueces se leerán recién el 15 de octubre. Este viernes se limitaron a leer la parte resolutoria del fallo, con la condena y los nombres de las víctimas de los delitos que cometió cada uno de los represores condenados. Los represores no irán a prisión en forma inmediata. Para que eso se cumpla, deberá quedar firme el fallo, deberán agotarse las instancias de apelaciones que seguramente se abrirán a partir de ahora.

Mientras tanto, los sentenciados de encuentran excarcelados hasta que las condenas queden firmes. En esta cuestión tienen un rol fundamental, apunta Acosta, las organizaciones populares de Derechos Humanos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí