Fernando Lozada: Campaña por la separación de la iglesia del Estado.

0
466
Fernando Lozada, de la agrupación que convocó a la apostasía colectiva

En entrevista con Radio la Tosca en el programa matinal “despertando a la trama” Fernando Lozada nos comentó sobre el lanzamiento de la campaña de la separación de la iglesia del Estado.

Dicho lanzamiento, está atravesado íntimamente por el candente tema de la despenalización del aborto.

Lozada, de coalición Argentina por un Estado Laico, alertó que en la práctica en la Argentina se destinan importante fondos públicos del Estado para la iglesia católica, estos privilegios nacieron con la dictadura de septiembre  de 1930 y siguieron hasta la última de 1976 a través de decretos.

Son destinados, “alrededor de unos 178 millones anuales, a sueldos para curas párrocos de fronteras, obispos, arzobispos, seminaristas y además viáticos dentro y fuera del territorio nacional, esto se aporta desde la Secretaría de culto”.

«el ingreso que perciben las iglesias por todos los rubros es “entre 20 mil millones y 40 mil millones de pesos anuales”

Pero, el ingreso que perciben las iglesias por todos los rubros es “entre 20 mil millones y 40 mil millones de pesos anuales” recalcó.

Es difícil determinarlo, porque “el presupuesto está disperso en rubros confusos que en realidad van a la iglesia, como el dinero destinado a reparación del patrimonio cultural que en realidad en muchos casos son para la reparación de catedrales, a veces llegan a 600000 pesos los gastos en reparaciones” reveló Fernando.

Además, privilegian “la exención de impuestos, la iglesia tiene más de 15000 números de cuit lo que hace muy difícil rastrear los movimientos financieros. Además, las condonaciones de deudas y donaciones, a la iglesia se le donan gratuitamente terrenos propiedades fiscales entre 500 y 1000 unidades anuales. Entonces, el dinero que recibe la iglesia es monstruosamente abultado” añadió.

Hasta aquí lo estrictamente económico pero, por otro lado, la iglesia tiene mucha “influencia a través del Opus Dei sobre la justicia y el congreso, además de lo económico y político influyen fuertemente sobre los funcionarios principalmente en entorpecer políticas públicas, como en la educación sexual integral, o políticas de salud sexual y reproductiva”.

Por ello, “nosotros desde el 2009 venimos impulsando la campaña de apostasía colectiva, esta campaña consiste en la posibilidad de renunciar la iglesia Católica Apostólica Romana que además, es un derecho que se encuentra en la ley Nacional de protección de datos personales, la religión o la creencia es un dato sensible y cualquiera puede pedir no figurar más en sus libros bautismales, es decir, desafiliarse de la iglesia católica”.

Esta campaña, viene creciendo y se nota la necesidad de hacer efectivo un Estado laico, verdaderamente laico.

Lamentablemente, el Ejecutivo ha presentado un proyecto de ley de multi- confesionalidad del Estado donde en vez de ser un estado laico se transformaría en Estado de muchas religiones con privilegios, “esto es muy grave porque haría ciudadanos de primera y ciudadanos de segunda según sus creencias, inclusive afectaría a derechos laborales por ejemplo donde alguien podría ser despedido por el simple hecho de no pertenecer a la moral religiosa de determinada patronal “alertó.

También, se regularía y se transformaría el pecado en delito, por ejemplo el daño a una institución religiosa tendría una pena agravada 4 año dentro del código penal, esto es un claro ejemplo de que apunta a la persecución de los movimientos feministas.

Del mismo modo, «esta ley exime a los ministros religiosos de tener que denunciar delitos por el secreto de confesión, lo que provocaría encubrimientos sobre abuso infantil».

Ello es tan grave, “estamos intentando frenar definitivamente este proyecto de ley. Esto se hace difícil porque tenemos que tener en cuenta qué se han sumado corrientes religiosa más reaccionarias, como la Neo pentecostales evangélica, qué son los que tuvieron protagonismo fundamental en el lobby contra la aprobación de la IVE”.

Ellos, “tienen mucho poder económico y muchos militantes qué se movilizan. Con eso también hay que tener mucho cuidado porque tienen aspiraciones de obtener privilegios del Estado aspiraciones políticas como en el país vecino de Brasil donde hay legisladores que son evangélicos y fueron los actores principales de la destitución de Vilma”.

«se han sumado corrientes religiosa más reaccionarias, como la Neo pentecostales evangélica, qué son los que tuvieron protagonismo fundamental en el lobby contra la aprobación de la IVE”.

Este movimiento está en varios países, “en Colombia tienen la presidencia y varios diputados también, en chile hay varios Diputados, en Uruguay tres Diputados. Están creciendo en Latinoamérica porque tienen un gran poder político y económico y además porque lo que promueven es la teología de la prosperidad la cual es muy funcional al neoliberalismo. Y Esto es un gran peligro” finalizó

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí