El niño se viste de azul, la niña se viste de rosa.

0
376

La pastora evangélica Damares Alves, designada como ministra de la Mujer, la Familia y los Derechos Humanos de Bolsonaro, inauguró su mandato con una frase célebre  “¡Atención, atención! Es una nueva era en Brasil: niño viste de azul y niña viste de rosa”.

Sí, la ministra del recién creado ministerio de la Mujer, Familia y Derechos Humanos, la pastora evangélica y abogada Damares Alves, causó revuelo en el país vecino al afirmar que ese país se encuentra en una nueva era, en la que el niño viste de celeste, y la niña, de rosa. diferenciando de este modo los sexos por colores con una diferenciación bien taxativa: niños de azul, niñas de rosa.

En una grabación, se escucha a Alves repetir la frase entre risas. Al cabo de unas horas, empezaron las protestas en las redes sociales bajo el hashtag #MeninosVestemRosa. Entre las más destacadas se encuentra la del cantante Caetano Veloso, que subió a Twitter una foto suya con una camiseta rosa, con el lema “proteja a sus amigos«.

Aunque las palabras de la ministra no deberían sorprendernos en un gabinete repleto de homofobia, misoginia y políticas reaccionarias, la elección de la funcionaria no deja de sorprender porque, aunque su uso sea extendido, no existe nada que justifique por qué el rosa es femenino y el azul o el celeste, masculino.

La única explicación a esta sentencia vacía de contenido parece ser la necesidad de las sociedades capitalistas de generizar la infancia para reproducir roles de género. Y esto se hace con la vestimenta, los juegos y juguetes y, sobre todo, con el consumo, que se mezcla con la mayoría de las cosas que hacemos y las relaciones de las personas.

Haddad, el candidato derrotado por Bolsonaro en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de octubre pasado, publicó una fotografía en su cuenta de Instagram en la que aparece leyendo un libro y vestido con una camisa de color rosa, y la acompañó de la frase «releyendo el mayor educador brasileño con una camisa del color erróneo, disculpen».

Bajo el lema «el color no tiene género», miles de personas se han manifestado en las redes sociales en contra de las palabras de la ministra Alves, al punto que convirtieron en tendencia líder en Twitter mensajes como #cornaotemgenero y «rosa y azul».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí