Con hambre no se puede aprender.

0
283

La psicóloga y psicopedagoga Gabriela Dueñas criticó la mercantilización de la salud y la medicalización en niños, niñas y jóvenes. “Ellos expresan la angustia por el profundo dolor social que estamos padeciendo”

La psicóloga y psicopedagoga Gabriela Dueñas es una de las caras visibles en la Argentina de la lucha contra la patologización y la medicalización de las infancias.

“Es un fenómeno relacionado a la mercantilización de salud, impulsado por el complejo farmacéutico transnacional que ve en los medicamentos una mercancía y en los niños no sujetos de derecho sino clientes. Entonces, los cautivan de por vida con etiquetas de diagnósticos. En estos tiempos de profunda crisis se han incrementado los chicos con dificultades, no porque nacen así, como sostienen los discursos biologicistas, sino por la angustia profunda del dolor social que estamos padeciendo”, consideró la profesional.

Dueñas recordó que, según datos recientes, el  60% de los niños, niñas y jóvenes de la Argentina están por debajo de la línea de pobreza.

“Hay una extrema vulneración de los derechos. Los chicos van a la escuela sin comer, muertos de frío por las fallas y carencias y la infraestructura. Así es difícil prestar atención, hacer caso o escribir como se pretende. Con hambre y frío no se puede aprender, no se puede jugar, no se puede hacer nada”, planteó.

Y, agregó: “En este contexto, el mercado aprovecha para hacer más negocios, etiquetándo a los chicos de deficientes mentales. Los somete a la maquinaria medicalizadora, que incluye drogas psicoactivas y tratamientos multitudinarios”.

“Cada vez son más los que tienen menos y son menos los que tienen más. Cuando los niños lo manifiestan a través de distintas dificultades en sus conductas, en el aprendizaje y en la convivencia, se les atribuye a ellos la causa, como si ellos nacieran así…”, recalcó.

Finalmente, Dueñas calificó al proyecto del Gobierno de implementar un Servicio Cívico de Valores para jóvenes, llevado adelante por la Gendarmería Nacional, como un “parche perverso”. 

“Va a terminar militarizando a jóvenes pobres y enfrentándolos con otros jóvenes pobres”, finalizó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí