Los ataques racistas en Italia se disparan

0
459

Dos italianos persiguieron en coche a un ciudadano marroquí de 43 años y lo golpearon hasta la muerte en la ciudad italiana de Aprilia, región de Lacio, en la noche del sábado al domingo. Los hombres aseguran que se trata de un error y que fueron tras él porque pensaban que era un ladrón; pero las investigaciones de la policía militar y las imágenes de las cámaras de seguridad de la zona no corroboran esta versión. Ambos han sido detenidos y se les acusa de homicidio intencionado.

Un grupo de tres hombres denunció la presencia de un Renault Megane sospechoso, el vehículo de Hady Zaitoun, vecino de la ciudad de nacionalidad marroquí, y sin esperar a que acudiera ninguna patrulla de agentes, comenzaron a perseguirlo en su coche hasta que le dieron caza. Según medios locales, en esta zona solo se han denunciado cuatro robos de coches en lo que va del año, por lo que los agentes han restado credibilidad a este argumento.

Debido a la alta velocidad se salieron de la carretera, y fue entonces cuando dos de los tres miembros del grupo, de 46 y 43 años, fueron a por Zaitoun y le golpearon hasta morir.

Son más de una decena los casos de agresiones a extranjeros por parte de italianos de los que se ha hecho eco la prensa en los últimos 45 días, que para miembros de la oposición y otros organismos son reflejo del aumento de un clima de odio xenófobo.

Los numerosos ataques que han sufrido personas racializadas o ciudadanos extranjeros en las últimas semanas han disparado la «alarma de racismo» en el país

El último caso fue el de la lanzadora de disco de la selección italiana sub23 Daisy Osakue, que resultó herida en un ojo después de que unos desconocidos le arrojaran huevos desde un coche. La joven de 22 años, considerada una de las promesas italianas del lanzamiento de disco y de peso, aseguró que los agresores se habían dirigido hasta allí seguramente a «agredir a una persona de color» ya que, explicó, en la zona donde la atacaron hay algunas prostitutas de color.

«Daisy Osakue es una campeona italiana a la que han pegado salvajemente los asquerosos racistas. Los ataques contra personas de color de piel diferente al nuestro es una emergencia. Es una evidencia que nadie puede negar, especialmente si se sientan en el Gobierno», escribió el exmandatario y senador del PD, Matteo Renzi, en Twitter.

El Partido Demócrata instó al ministro del Interior, Matteo Salvini, a comparecer en el Parlamento y explicar cómo se va a actuar «para erradicar estos fenómenos que parecen aumentar, alimentados por la propaganda racista».

la oposición ha pedido explicaciones al Gobierno, que sigue, por su parte, negando que exista una espiral de xenofobia.

Salvini contestó que «cualquier agresión tiene que ser castigada y condenada», pero calificó de «tontería» que exista una emergencia de racismo en Italia y acusó a la izquierda «de no haber ayudado en estos años al permitir la inmigración de masas». Insistió además en que en los últimos días «la Policía ha arrestado a 95 inmigrantes y otros 414 han sido denunciados».

La venia de Trump:

El ministro italiano de Interior, Matteo Salvini, conocido por su política de férreo control migratorio, ha recibido el apoyo por parte del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, que dice sentirse «reflejado» con las políticas del italiano e invita al resto de países europeos a seguirle.«Estoy muy de acuerdo con lo que están haciendo con respecto a la inmigración y la inmigración ilegal», afirmó Trump con motivo de la visita del primer ministro italiano, Giuseppe Conte, a la Casa Blanca.

Trump remarcó que el Ejecutivo italiano «ha tomado un posición muy firme en la frontera», algo que «muchos otros países en Europa deberían hacer también», añadió.

Fuente: eldiario.es

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí