Alpargatas se va de Argentina

0
276

Ante la crisis las empresas buscan reestructurar para resguardar sus ganancias. Esta vez la fabricante de las populares alpargatas, de zapatillas Topper, Flecha y Pampero, finalizó la venta de sus cuatro empresas textiles.

La empresa Alpargatas que actualmente pertenece a capitales brasileños, informó a través de un comunicado en la Bolsa paulista que completó la venta de las empresas textiles en el país: «Con la transferencia real de estos activos a sus respectivos compradores, que serán efectivizadas el 1 de octubre, Alpargatas Argentina deja de trabajar en el segmento textil.»

Esta legendaria empresa del calzado que se fundó hace casi 140 años en Argentina, y hoy es controlada por distintos fondos de inversión como el grupo brasileño Itausa (Banco Itaú), concluyó este miércoles la venta de sus cuatro plantas textiles locales por U$S 14 millones.

La economía del país atraviesa una profunda recesión que se agrava con las medidas de ajuste aplicadas por el Gobierno y exigidas por el FMI que monitorea literalmente las cuentas del país. La industria textil es una de las más golpeadas, tanto por la apertura indiscriminada de importaciones que ponen en desventaja a la producción nacional como por la caída de las ventas internas producto de la crisis. 

En las plantas textiles, Alpargatas se dedicaba al negocio del denim (tela de jean) y de artículos de limpieza, como los trapos de piso, por ejemplo. En ambos casos, se comercializaban con la marca «Media Naranja». A partir de ahora la empresa se quedará en el país en el negocio del calzado, con una única planta en la provincia de Tucumán. En esas instalaciones trabajan entre 600 y 700 empleados y se fabrican algunos productos terminados con la marca Topper y piezas que exportan a Brasil.

La caída del mercado interno, por el derrumbe del poder adquisitivo de la población, está provocando quiebras, cierres y achicamiento en el sector textil. Alpargatas es una empresa emblema del mundo textil, que la economía macrista terminó de destruir. Es una muestra mas de un plan patronal para descargar los costos de la crisis socioeconómica sobre los trabajadores.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí