Un juez ordenó la liberación de Lula pero otro se la negó

0
453
Lula sigue detenido mientras la Justicia no se pone de acuerdo en Brasil. Imagen: Miguel Schincariol/AFP

El juez Rogerio Favreto, del Tribunal Regional Federal 4 (TRF-4) de Porto Alegre, aceptó hoy al medio dia un pedido de habeas corpus presentado por diputados del Partido de los Trabajadores (PT), y ordenó la liberación inmediata de Luiz Inácio Lula da Silva, sin embargo, la orden no se cumplió y hace minutos otro Juez del mismo tribunal revocó la decisión.

Joao Gebran Neto, magistrado que obró como instructor en la causa del «Lava Jato» e integrante de la sala 8 del TRF-4 que condenó en segunda instancia al ex mandatario brasilero, se negó a cumplir con la decisión de su colega y revocó la orden de liberación.

Quien también salió a cruzar la decisión de excarcelación, inmediatamente que se dió a conocer la noticia, fue el juez Sergio Moro, artífice de la condena por corrupción que fuera cuestionada internacionalmente por tendenciosa, sin pruebas y corta de argumentos. Incluso, el juez Favreto apuntó a una “ausencia de fundamentación”  para la detención de Lula, y concluyó que «en la etapa actual, la ilegal e inconstitucional ejecución provisional de la pena impuesta al ex presidente Lula no puede castigar sus derechos políticos, tampoco restringir el derecho a los actos inherentes a la condición de pre candidato al cargo de Presidente de la República».

«no puede castigar sus derechos políticos, ni restringir el derecho a los actos inherentes a la condición de pre candidato»

En agosto se deben confirmar las candidaturas presidenciales para la elecciones de octubre en Brasil, un horizonte en el que influye directamente la liberación del ex presidente, que hoy encabeza la intención de voto en la encuestas, muy cerca de una victoria en primera vuelta.

Mientras tanto, Lula sigue detenido en la Superintendencia de la Policía Federal en Curitiba desde el 7 de abril. En el PT insisten en que aunque no recupere la libertad será candidato en octubre. Una situación que aunque suene paradójica, podría estar habilitada por la Justicia Electoral Brasilera.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí