Turquía: «EEUU utiliza la economía como un arma»

0
431
El presidente turco Recep Tayyip Erdogan. AFP/ KAYHAN OZER

La crisis en las relaciones entre Turquía y Estados Unidos, que ha colocado la economía de Ankara bajo fuerte tensión, también amenaza los lazos militares entre ambos países que integran la OTAN, algo que podría traer consecuencias geopolíticas. Para el Presidente Turco, Estados Unidos «utilizan la economía como un arma».

Ofuscado por la detención del pastor estadounidense Andrew Brunson en Turquía, el presidente estadounidense, Donald Trump, anunció la semana pasada la imposición de nuevos aranceles al acero y aluminio turcos, causando una devaluación de la moneda local.

El viernes, el mandatario turco, Recep Tayyip Erdogan, escribió en el diario The New York Times que a menos que Washington «dé marcha atrás en esta tendencia de unilateralismo y falta de respeto», Turquía «comenzará a buscar nuevos amigos y aliados».

La advertencia se produjo luego de que Erdogan sostuviera una conversación telefónica con el presidente ruso Vladimir Putin para discutir asuntos económicos y comerciales, así como sobre la crisis en Siria.

Los lazos militares entre Turquía y Estados Unidos ya se ven afectados debido al apoyo de Washington a los combatientes kurdos de Siria (YPG), a los que Ankara considera una rama del «terrorista» Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

Y la tensión aumentó luego de que Turquía llegara a un entendimiento para la compra del sistema avanzado de defensa aérea S-400 ruso, pese a ser un aliado de la OTAN.

Este movimiento desafiaría las sanciones que Estados Unidos impuso a Moscú, y la relación cada vez más cómoda de Turquía con Putin ha encendido alarmas tanto en Estados Unidos como en la Unión Europea.

John Bolton, asesor nacional de seguridad de Trump, se reunió el lunes con el embajador de Ankara en Washington, Serdar Kilic, para discutir «la continuidad de la detención del pastor Andrew Brunson y el estado de las relaciones» entre ambos países, informó la Casa Blanca.

El diálogo de Turquía con Rusia ha llevado a cuestionar la confiabilidad de Ankara como miembro de la OTAN, e incluso a plantear si debería permanecer en la alianza. Pero Joshua Landis, director del Centro de Estudios de Medio Oriente, explicó a la AFP que una salida de Turquía de la OTAN sería desastrosa. «No hay un lado bueno en una expulsión de Turquía, solo forzaría a Turquía a lanzarse a los brazos de Rusia», dijo.

Estas disputas provocaron que la lira turca se hundiera estos últimos días. La divisa parecía sin embargo remontar este martes, al día siguiente de que el banco central turco anunciara una serie de medidas.

Por su parte, Erdogan acusó de este colapso a un «complot político» urdido según él desde Estados Unidos y llamó a «boicotear» los productos electrónicos estadounidenses. «No dudan en utilizar la economía como un arma», declaró este martes y aseguró en cambio que la economía turca funcionaba «como un reloj, gracias a Dios».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí