Ojalá algún día..

0
276

La historia de César González, quien en algún momento utilizó el seudónimo, Camilo Blajaquis, es conocida. Tras una infancia difícil, a la joven edad de 16 años fue enviado al Instituto de Menores Luis Agote y luego a la cárcel de Marcos Paz, estando cinco años preso.

En su encierro descubrió su pasión por la lectura y comenzó también a escribir, así comenzaría su carrera en el arte como poeta, creciendo y expandiéndose luego hasta llegar a ser director de cine.

Este lunes, en su Facebook publicó una crítica contra “El Marginal”, la aclamada serie argentina que está estrenando su tercera temporada y, si bien es una ficción, refleja una óptica de lo que es el mundo carcelario. Plantea desacuerdo con el mundo que propone la serie y asegura que la realidad es muy distinta.

«Ojalá algún día los privilegiados que pueden acceder a las herramientas audiovisuales puedan vencer el morbo, el fetichismo y los mecanismos de lo bizarro a la hora de representar la marginalidad.

Ojalá algún día se den cuenta que estos temas son demasiado serios y chorrean litros y litros de dolor para encararlos siempre solo desde la lengua del show.

Ojalá algún día solo dejen de pretender de los espectadores solo una onomatopeya que diga ¡Guauuu!. A mi entender la marginalidad no es ningún espectáculo circense, la cotidianidad carcelaria es de una tristeza que asfixia, hay millones de seres humanos allí dentro sometidos a las torturas más inimaginables y oscuras, que ya habían nacido en una clase prisionera de todas las ausencias y que la cárcel solo continua una pena ya dispuesta previamente al nacimiento.

Ninguna ficción es inocente. Si me aclararan que esta serie es un producto de humor bizarro no tendría ningún problema. El problema surge cuando la presentan como una serie seria que “muestra la realidad” y mucha gente creerá que así de ridículos y caricaturescos son los presos. Que a mi entender y a partir de mi experiencia de 5 años preso, de tener un hermano, primos y multitud de amigos tras las rejas, no se parecen en nada a los presos que muestra esta serie. Los presos que yo conocí y conozco desbordan seriedad, lucidez y gestos de una solidaridad que pocas veces encontré en las personas aquí afuera. Gestos que no vi en casi ningún personaje de la primer temporada y que no encuentro en los adelantos de este trailer, de todos modos espero realmente equivocarme.

Aprovecho para aclarar que si bien tuve una participación mínima como actor en la primer temporada de esta serie considero dicha participación un error. Pero los errores están para aprender, sugiere un dicho popular.«

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí