Nuevas mentiras, nueva trampa.

0
272

En el país según el INDEC, registró en el primer trimestre de 2019 que había 10.696.000 trabajadores asalariados formales ( privados y públicos). Otros 4.981.000 asalariados no registrados y 5.227.000 cuentapropistas. Así, sólo la mitad ( 51,2%) de los puestos laborales está ocupado por asalariados registrados.

PRIMER ENGAÑO

De esos 10.696.000 de asalariados en blanco, sólo 1.979.491 personas están afectadas por el impuesto a las Ganancias en diciembre del año pasado. Es decir, solo el 10% de los trabajadores recibirán algún beneficio, si tomamos la población económicamente activa que es de 20.000.000 de trabajadores (en blanco+en negro+cuenta propistas) . Encima, aunque justo, será para los que mas ganan. El 80 % solo recibe inflación. Para tener en cuenta, el candidato que prometió eliminar el impuesto al trabajo llevó de 1.189.342 empleados que pagaban en diciembre de 2015 a los 1.979.491 actuales que pagan ganancias. 

SEGUNDO ENGAÑO

El gobierno anunció el compromiso de sacar el IVA (el mas regresivo de los impuestos) a una canasta de alimentos. No incluye productos cárnicos. Cabe preguntarse, ¿bajarán los precios un 21%). Por supuesto que no, porque el gobierno desmanteló la estructura que controlaba precios, montada por el gobierno anterior. También porque la lógica del capital o empresarial es aumentar siempre la tasa de ganancia. Sin controles y penalidades es imposible garantizar la rebaja de los alimentos. Menos aún en medio de una crisis profunda, con devaluación e inflación creciente y descontrolada.

¿Los consumidores podrán garantizar que se cumpla con la rebaja del IVA? Imposible. ¿Qué vecina o vecino podrá saber si el aumento que registran los alimentos son por inflación, IVA o ambas cosas?

TERCER ENGAÑO

Las medidas dispuestas son parches o paliativos. Buscan crear cierta sensación de alivio transitorio. Dispuestas por razones electorales que durarán hasta octubre. Después agarrate Catalina. Más devaluación, más aumento de tarifas, más aumento de combustibles, transitoriamente congelados. Por supuesto, sufriremos una enorme inflación.

Para los jubilados nada. De aumentos salariales y haberes jubilatorios, tampoco. Medidas de fondo, ninguna que implique cambiar el modelo neoliberal. El nuevo ministro de economía nacional, es del mismo palo. La provincia de Buenos Aires ya lo sufrió, al punto de que los candidatos del Frente de Todos superaron el 52 % de los votos. Como en el país, creció la pobreza, la indigencia y la desocupación en la provincia de Buenos Aires.

LA TRAMPA

Los gobernadores han puesto el grito en el cielo y se organizan demandando compensaciones. Advierten que las pérdidas en concepto de coparticipación por IVA, impuestos a las ganancias, monotributos y combustibles, son millonarias. Apretados por la recesión y con las economías regionales quebradas, con la ruina de las Pymes y la abrupta baja en el consumo que reduce la recaudación fiscal, se juntan mañana. Algunas ya no pueden pagar salarios como Chubut, en medio de un grave conflicto social.

El gobierno central les hace pagar, una vez más a las y los trabajadores y a las provincias, el ajuste y un alivio transitorio, realizado únicamente por especulaciones electorales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí