Marisa Herrera «Sin Derechos Civiles, no hay Derechos Sociales» 30 años de la CIDN.

0
382

El día de ayer, en el recinto de sesiones de la Cámara de Diputados, la Defensoría de Niños Niñas y Adolescentes organizó una jornada que contó con la presencia de Marisa Herrera.

Bajo el título “a 30 años de la convención” a sala llena, la Doctora en Derecho realizó un análisis del contexto político y social actual en materia de protección de Derechos de niñas, niños y adolescentes.  

A 30 años de la creación de la Convención Internacional de los Derechos del Niño resulta un buen momento para revisar los avances y retrocesos, en qué vamos bien y en qué deberíamos ajustar, destacó.  “Por suerte hemos podido ser ácidos a la hora de hacer una mirada crítica, sin aceptar lo que viene como dado, sino lxs chicxs seguirían siendo menores de edad: seguirían siendo objetos”.

En referencia al contexto social actual, Marisa refirió “sin derechos sociales no hay derechos civiles” una de las citas que nos invita a pensar y re pensar las condiciones en las que viven los niñxs y adolescentes de nuestro país, “¿cómo podemos hablar del derecho de vivir en familia si esa familia no tiene donde vivir? Los derechos civiles se pueden satisfacer si tenemos un piso mínimo de derechos sociales, por eso en contextos políticos tan complejos como el actual tenemos problemas severos para hacer efectivos los derechos humanos, agregó.

Tal escenario se encuentra vinculado a un tema que es materia corriente en estos días: Deberes alimentarios, en épocas tan complejas socio económicas aumentan los conflictos alimentarios y en muchas oportunidades no son los conflictos alimentarios de padres que no pagan porque no quieren pagar: padres que no pueden pagar, que no tienen laburo, o que no laburan en blanco por lo tanto el embargo del sueldo no existe.

Esto es el reflejo de las falencias que tenemos en la vida social: 51,7 % de los pibes y las pibas del país, están bajo la línea de pobreza: más de la mitad de los pibes y las pibas que tenemos en nuestro país están bajo la línea de pobreza. Esto es gravísimo, no solamente por lo que implica a futuro: por lo que implica a presente, por lo que implica no tener las Necesidades Básicas satisfechas “esto para los chicos es de lo peor que se les puede dar porque es realmente no tener su lugar»

Políticas neoliberales y voluntariado.

El estado se achica, en materia de políticas públicas de entre otras cuestiones, protección de Derechos da lugar a que emerjan los voluntariados: el estado se retrae y alguien tiene que salir a bancar las papas, que es la buena onda de la gente, pero no podemos permitir que esto sea así: la política pública de protección de la niñez no puede quedar en manos del voluntariado  en “hagamos la gauchadita”

Marisa destacó también la importancia de la formación constante de los diferentes funcionarixs y agentes que operan en materia de Derechos Humanos, hizo mención a la Ley Micaela y destacó la importancia de su implementación. Asimismo hizo hincapié en que la adolescencia de hoy no es la misma que la adolescencia de hace unos años e invitó: tenemos que poder ver realidades totalmente diferentes a nuestra realidad, tenemos que poder usar conceptos que las pibas y los pibes entiendan. No podes tener una mirada cerrada, es peligroso, porque con ese cierre no podes animarte a ver realidades tan diferentes.  

Finalmente cerró: a 30 años debemos hacer un balance, un balance sumamente crítico un balance que no es un tema de legislación, sino que es un tema de ver realmente hasta que punto uno tiene un compromiso profundo, real y sincero con los derechos humanos y hasta dónde uno tiene un compromiso sincero con los pibes y las pibas en una visión de quererlos y no de expulsarlos, esta idea de los adolescentes como peligro es una idea perversísima que se está instalando: ningún pibe de la noche a la mañana nace chorro.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí