Marcos Cuelle: Ediles no cobran cláusula gatillo

0
450
Foto: treslineas.com.ar

Marcos Cuelle, concejal de Santa Rosa por el FREPAM, se refirió a la ordenanza que  determina que los miembros del Concejo Deliberante de Santa Rosa, no cobren la cláusula gatillo acordado entre la mesa Intersindical y el gobierno provincial.

El proyecto que se aprobó este viernes se elaboró para dar un mensaje al resto de la sociedad “no porque tuvieron un impacto significativo sino que es responsabilidad de todos esta situación, por lo tanto los concejales y las concejalas renuncian a la cláusula gatillo”,  explicó.

Al recinto llegaron dos proyectos uno del concejal Torres y otro del poder ejecutivo

Uno planteaba congelamiento hasta diciembre del 2018 y otro hasta diciembre del 2019 y se acordó de que era hasta diciembre de este año y después se verá si la si la municipalidad puede afrontar los futuros aumentos.

El concejal sostuvo que “la oposición trata de instrumentar un efecto tenaza pidiendo que no se aumente la tasa a los vecinos y que se paguen a los proveedores con los mismos recursos” llevando al municipio a un desfinanciamiento.

“Estamos desfinanciados en un 20% con las tasa por prestación de servicio y si los costos  de los servicios incluyen mano de obra, bienes de consumo, mobiliario, maquinas y herramientas, arroja un valor determinado y cada vez que suben esos cortos inevitablemente deben subir las tasas”, sostuvo.

Por ley los municipios brindan los servicios a sus costos la cuestión es determinar de dónde salen los recursos. Las municipalidades tienen ingresos por coparticipación pero cuando esos recursos nacionales o provinciales se reducen es necesario “aumentar las tasas” o se desfinancia y se presta menor calidad de servicios.

“éste recurso se va a trasladar al pago de los salarios de los trabajadores, pago de combustibles o para comedores escolares”

Sobre la cláusula gatillo dijo que significa un ahorro aproximado a $700000 por mes y “éste recurso se va a trasladar al pago de los salarios de los trabajadores, pago de combustibles o para comedores escolares”

La municipalidad de Santa Rosa, tiene un costo de 1000 millones de pesos mensuales para su funcionamiento y “si bien éste es un aporte pequeño, pero es significativo por mensaje que deja”, dijo.

En la entrevista distinguió tres tipos de contribuyentes. Los que pagan con normalidad los que no tienen para comer por lo tanto mucho menos pueden pagar las tasas  y por último aquellos que tienen capacidad contributiva pero que no les importa pagar.

Afirmó que sobre éste último grupo se debe presionar para que cumplan con sus obligaciones contributivas.

“Los barrios nuevos, los más alejados del centro pagan poco los impuestos públicos porque es un sector que tiene mayores costos fundamentalmente de traslado y la falta de estructura obliga a trasladarse de un extremo a otro de la ciudad muchas veces, con menores ingresos” sostuvo

Para mejorar los servicios, “es necesario instrumentar un fondo común que se distribuya equitativamente en obras en toda la ciudad”, explicó.

la coparticipación llega a cuentagotas

Refiriéndose sobre el  ajuste del gobierno nacional denunció que se vive  una especie de ahogo financiero y “las obras que están llegando llegan a cuentagotas, es bueno el plan de mitigación y las doscientas cuadras asfaltadas que realiza el gobierno provincial pero no alcanza”

Por último planteó que en el 2019 debe haber una interna para resolver las candidaturas y es oportuno ir pensando “quién va a suceder al intendente y con qué sello se va presentar el radicalismo”.

En la actualidad gobiernan la ciudad de Santa Rosa con el FREPAM, una alianza con el FREGEN y el Socialismo. La otra posibilidad es “incorporar las demás fuerzas que componen Cambiemos”, dijo.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí