El reino de la especulación financiera. Es el tiempo de las LELIQ

0
382

En tres días se retiraron el circuito financiero 235.300 millones de pesos, medida instrumentada por el Banco Central para desmantelar a las LEBAC. Esta medida es absolutamente recesiva al retirar pesos en circulación. El Presidente del Banco Central lo dijo claramente: “si no tienen pesos, no podrán comprar dólares”.

Con las LELIQ (Letras de Liquidez), pusieron en funcionamiento un nuevo mecanismo financiero con el  pretexto de bajar la inflación y controlar el dólar. Pero es diferente a las LEBAC. Solo podrán intervenir los bancos que obtendrán enormes beneficios con tasas de rentabilidad asegurada del 79 %. Otro negocio redondo para la especulación financiera que afectará a casi todos los argentinos.

Para el sector productivo o para las personas, hay prestamos con tasas tan altas que no hay posibilidades de sacar créditos o hacer inversiones. A consecuencia de eso ha descendido drásticamente la actividad económica.

A partir de éstas medida los bancos otorgan préstamos personales a tasas que van del 60% al 100%. Si uno saca $ 100, pagará $ 200 al cabo de un año. El trabajador que cae en una Financiera paga tasas aun más elevadas que superan el 110 %. Es la tasa más alta en el mundo y previsiblemente, ninguna economía del mundo puede sostenerse sin entrar en una crisis económica y social profunda. Es el caso de Argentina.

Las PyMES no pueden afrontar tasas de ésta magnitud. Si toman préstamos, corren el riesgo de quebrar por no poder pagar o cierran para no perder todo el capital.

Esto produce un efecto cascada. Los trabajadores, los más débiles en la relación laboral, son las primeras víctimas. Son despedidos y al no tener ingresos fijos, reducen drásticamente su consumo. Así los despedidos, reducen involuntariamente la actividad económica que afectará a otras PyMES que también despedirán otros trabajadores.

Por tal motivo, la economía en vez de ser un círculo virtuoso se vuelve un círculo depredador que contrae la economía.

Las tasas de las LELIQ estiran los tiempos de la recesión, a la vez que la profundiza todavía más. Nos sumerge en una crisis inédita que implica pérdida de soberanía. La Ley de Presupuesto tiene un solo propósito: garantizar el pago de deuda externa para cumplir con el FMI y darle continuidad al tiempo de negocios para los capitales golondrina.

El escenario de los próximos meses será de un recesión profunda con agudización de la crisis social.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí