El 13,3% no tuvo dinero para una buena alimentación, según un sondeo de la UNLPam

0
217

Los números parten del trabajo que se realizó en el año 2017 con un relevamiento llevado a cabo en octubre/noviembre de ese año y que tenía como finalidad conocer las necesidades prioritarias de los y las vecinas de Santa Rosa y General Pico. Esto se produjo el marco de la Convocatoria de la Secretaría de Políticas Universitarias, denominada «Fortalecimiento de las Capacidades de Extensión Universitaria, Etapa I”.

La docente coordinadora del proyecto, Betsabé Policastro, señaló que “el muestreo fue representativo lo cual permite inferirlos al total de los habitantes de estas dos localidades” en diálogo con el programa matutino de Radio La Tosca. Con respecto a los ejes el primero consistió en caracterizar a las personas que formaron parte del sondeo (género, edad, nivel educativo, situación laboral, posición en el hogar y cantidad de miembros que lo componen). El segundo estuvo referido a cuestiones vinculadas a sus condiciones de vida con relación al barrio, al acceso al patrimonio cultural, a la cultura jurídica y al acceso a la educación. El último eje hizo hincapié en el conocimiento y la mirada de la comunidad sobre la UNLPam y las actividades que le son propias.

Uno de los datos más relevantes de este informe es en relación a la cuestión alimentaria. Según lo obtenido de las encuestas realizadas por los alumnos de la UNLPam en 77 barrios, se muestra que el 13,3% de los vecinos de ambas localidades no ha tenido los recursos monetarios necesarios para obtener una alimentación sana y variada. Este valor es mayor entre los vecinos capitalinos (15,5%) que entre los piquenses (10,2%). En relación con qué miembros de los hogares han sufrido en mayor medida el déficit alimentario, el trabajo refleja que en la ciudad de Santa Rosa hay mayor cantidad de adultos (incluye a los adultos mayores), y de niños y adolescentes en riesgo alimentario que en General Pico. Y a la vez, son más los adultos en situación de vulnerabilidad que los niños y adolescentes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí