EL 1 DE ENERO ASUME LULA EN UNA FIESTA QUE QUIERE SER DEMOCRATICA EN BRAZIL

0
55

El presidente electo brasileño llamó este lunes a la paz y la tranquilidad en el país tras la amenaza terrorista por parte de un bolsonarista.

La ceremonia de toma de posesión del presidente electo de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, prevista para el 1 de enero próximo, será presenciada por delegaciones de unos 120 países, entre ellos 17 jefes de Estado y de gobierno, informó este lunes una fuente oficial.

El equipo de prensa del mandatario entrante brasileño indicó que la investidura presidencial traerá al país “casi tres veces más delegaciones extranjeras de alto nivel que las vistas en la última toma de posesión en 2019” del gobernante saliente Jair Bolsonaro.

Al menos 53 delegaciones extranjeras estarán conformadas por jefes de Estado y de gobierno, y por ministros.

Tomando en cuenta las confirmaciones de todos los niveles, desde embajadores hasta presidentes, alrededor de 120 países estarán representados en la toma de posesión de Lula”, agregó la fuente.

Precisó que hasta ahora han confirmado su presencia los jefes de Estado y/o de gobierno de Alemania, Angola, Argentina, Bolivia, Cabo Verde, Chile, Colombia, Ecuador, España, Guyana, Guinea-Bissau, Paraguay, Portugal, Surinam, Timor Oriental, Uruguay y Zimbabue.

 

El responsable de la ceremonia de la investidura presidencial, embajador Fernando Igreja, declaró en una rueda de prensa a inicios de diciembre: “Vemos la reinserción de Brasil, basada en una nueva política exterior en un nuevo gobierno de Lula, en el escenario mundial”.

“Naturalmente, las confirmaciones llegarán en los próximos días. La mayoría de los países deberían mantenerse pronto en contacto con el presidente Lula para que las relaciones puedan profundizarse en este nuevo momento”, señaló.

Tras la ceremonia de asunción de Lula da Silva, habrá un festival en la Explanada de los Ministerios, en la capital Brasilia, que acogerá a artistas de diferentes géneros.

Lula llama a la paz tras amenaza terrorista

El presidente electo brasileño llamó este lunes a la paz y la tranquilidad en el país tras la amenaza terrorista por parte de un bolsonarista que intentó detonar un camión cisterna cerca del aeropuerto internacional de Brasilia.

 

Estas declaraciones se produjeron luego de intento de terrorismo a manos del empresario George Washington de Oliveira Sousa, de 54 años y partidario de Bolsonaro, quien intentó explotar una bomba en las próximidades de la terminar aérea.

El criminal, arrestado el sábado pasado con medios de guerra, confesó que pretendía perpetrar el atentado mediante el estallido de un camión cisterna de combustibles durante la investidura de Lula da Silva.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí