En la sesión de este jueves, por unanimidad el Senado Nacional aprobó y giró a la Cámara de Diputados un proyecto de ley autoría de la Senadora pampeana Norma Durango (Frente de Todos) que crea el Foro Nacional Permanente de Niñas, Niños y Adolescentes, que funcionará en el ámbito del Consejo Federal de Niñez, Adolescencia y Familia de la Nación.

La iniciativa, de presentación de un proyecto anterior de Durango fue votada por unanimidad (65 votos a favor), establece entre otros puntos que: participan niñas/niños y adolescentes desde los 11 a los 17 años; se eligen a través del sistema educativo y organizaciones sociales; definen temas a tratar; se reúnen en forma presencial dos veces al año decidiendo en qué provincia cada vez; sus conclusiones deben ser tenidas en cuenta por las autoridades al tomar decisiones.

La senadora pampeana valoró el tratamiento y al momento de fundamentar dijo que “la infancia sufre las crisis y las carencias como nadie esto no es novedoso, situación que sin dudas la pandemia ha agravado considerablemente. Lo que sí es novedoso es contar con políticas públicas que ponen a las infancias en un primer plano, de un gobierno que entiende la urgencia y se ocupa verdaderamente de atender integralmente la problemática.Todos hablamos de los problemas que aquejan a los niños, niñas y adolescentes, sin embargo, ellos no cuentan con suficientes espacios para expresarse públicamente.

Creo fervientemente que los niños tienen opinión acerca de los temas que los preocupan y que desde su visión pueden hacer aportes muy importantes y por lo tanto, nuestro deber es crear ese espacio. En mi provincia, La Pampa, las niñas y los niños están representados en el Consejo Provincial de la Niñez y tienen una participación activa en temas propios y de la provincia. Aquí el Foro es un espacio de apropiación con responsabilidades para el ejercicio de sus derechos. Ellos han trabajado activamente en diversos temas y especialmente han contribuido a la elaboración de un protocolo para los casos de abuso sexual, y en nuestra problemática hídrica” expresó.

Durango también explicó que Aspiramos a una sociedad cada vez más participativa y el ejercicio del derecho de niñas, niños y adolescentes a ser escuchados es cada vez más, un factor fundamental de los procesos de participación. Escuchémoslos, aportarán su visión sobre temas que ellos mismos consideren importantes y, al mismo tiempo, los adultos preparémonos para escuchar sus opiniones y dialogar con ellos, en especial quienes asumimos responsabilidades como funcionarios y representantes. Creo y fomento la escucha atenta y el diálogo, la complicidad acústica… y las niñas, los niños y los adolescentes, como sujetos de derecho, tienen mucho para decir…no perdamos la oportunidad de escucharlos” finalizò.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here